DestacadoPrimera

ESCANDALOSO

Por 12 de agosto, 2021 Sin Comentarios
Compartir:

Es muy difícil hablar de fútbol cuando lo que sucedió anoche en el Bosque de Para Uno fue alevoso, direccionado y muy evidente en contra del Club Olimpia.

El Decano, con polémica labor de la terna arbitral y la nula intervención del VAR, cayó derrotado (1-4) ante Flamengo en el encuentro de ida de los Cuartos de Final de la Copa CONMEBOL Libertadores.

A pesar del buen arranque del equipo fueron muy influyentes las decisiones del juez principal, Fernando Rapallini. En lugar de “impartir justicia”, tanto él como los encargados del VAR (Mauro Vigliano y Germán Delfino) hicieron de todo para que el equipo se vea disminuido sobre el terreno de juego.

Dos claras manos que NO fueron sancionadas y, a consecuencia de esa jugada, vinieron la NO expulsión de Filipe Luis y el absurdo penal sancionado a Richard Ortiz (penal que solamente el VAR vio).

A los 23’ minutos de la etapa inicial, se dio la jugada que marcó un antes y después en el compromiso. Disputa y puñetazo (al estilo UFC) de Giorgian De Arrascaeta a Víctor Salazar, quién cayó desplomado sobre el césped y tuvo que ser intervenido rápidamente por paramédicos y trasladado a un centro asistencial más cercano. El jugador del Flamengo debía ser expulsado con roja directa. Rapallini sancionó, de manera increíble, infracción del defensor franjeado y el VAR dejó pasar la acción.

Además de las ya jugadas mencionadas, todas las acciones divididas tenían un mismo final: siempre a favor de los brasileños (como nos tiene acostumbrado esta edición de Copa).

Si bien el resultado fue abultado, el encuentro cambió drásticamente de rumbo con el penoso trabajo arbitral. El equipo perdió la concentración y, sin querer, terminó saliendo del partido.
Toca dar vuelta la página y pensar en el próximo desafío. El sábado (18.15 hs) ante Cerro Porteño por la fecha 5 del Torneo Clausura 2021.

Comentarios